La bella de invierno

Mi reina un día de principios de Diciembre, en Mata Bejid. Había una luz preciosa. Mejor dicho, había dos luces preciosas.

Anuncios